Reclama tus gastos de hipoteca

Recientemente el Tribunal Supremo ha sentenciado a favor de los consumidores y usuarios en relación con los gastos derivados de la constitución de hipotecas y la cláusula hipotecaria que les obligaba a asumir todos ellos. Concretamente el fallo resuelve con la abusividad de dicha cláusula y por lo tanto con la nulidad de la misma, siendo necesario proceder a la devolución de lo pagado injustamente.

Reclamar estos importes supone en la mayoría de los casos un importe que ronda los 3000 euros, cantidad muy importante en los tiempos que corren.

Dentro de estos gastos que se reclaman podemos encontrar los siguientes:

-Gastos notariales de constitución de hipoteca

-Inscripción en el registro de la propiedad de la misma

-Pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

-Gastos de Tasación

-Gastos de Gestoría

¿Quién puede reclamar estos pagos?

En general a todos los clientes bancarios que contrataron una hipoteca se les obligó a firmarla con una cláusula de este tipo en la que se obligaba a asumir todos los gastos derivados de la hipoteca independientemente de que en realidad es el Banco el que obtiene el beneficio real. Por lo tanto la mayoría de hipotecados van a poder aprovecharse de esta sentencia. Sin embargo hay que tener en cuenta que también se pueden beneficiar aquellos que ya terminaron de pagarla, independientemente del tiempo que ya haya transcurrido desde que se terminó de hacerlo, la acción para reclamar es inprescriptible.

Esta cláusula es similar a la llamada Cláusula Suelo, por lo que al igual que esta, se tiene que tener por no puesta y en consecuencia proceder por el banco a la devolución de lo pagado en el momento de constitución de la hipoteca.

Si te encuentras en esta situación no lo dudes y habla con nosotros, te ayudaremos en todo el proceso, tanto extrajudicial como judicial. La documentación que necesitamos es la siguiente:

  1. Escritura de hipoteca
  2. Factura notarial de constitución
  3. Factura del registro de la propiedad de la inscripción de la hipoteca
  4. Recibo del pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados
  5. Factura de tasación de la vivienda
  6. Factura de Gestión
  7. Recibo de hipoteca

 No lo dudes es el momento de actuar.